Trocitos de cielo

17 de mayo de 2014

NOTICAS.



Hola pequeñas nubecitas, solo escribía esta entrada como anuncio de que he cambiado de cuenta de administración como habréis notado algunos (Se me han borrado casi todas las imágenes del blog espero que entendáis que no puedo volver a poner las 257 imágenes que tenia porque no me da la vida, y esto es porque mi álbum Picassa de la otra cuenta se a esfumado con la cuenta).He intentado seguir a todo el que me seguía, y si me he dejado a alguien decidme por los comentarios. El motivo del cambio es tener la misma cuenta para todas las cosas y no andar cambiando, para mi es muchísimo más cómodo y además que ahora tengo también la de Youtube unida con esta. También comentar que hasta más o menos dentro de un mes o así no creo que saque nada nuevo ya que ando con finales y recuperaciones.

Muchísimas gracias por estar ahí siempre;





GATIIIITOOOOOOOOS ASDFGHJKLÑ 

3 de mayo de 2014

Animals

Nacemos, somos pequeñas crías a las que hay que cuidar con delicadeza, educarlas y enseñarlas a sobrevivir.Crecemos y nos hacemos  jóvenes, rebeldes sin causa que nos aventuramos a la locura de hacer lo que queremos, y aunque sabemos que acarreara consecuencias, aun así seguimos, hacia delante con nuestra locura interna de la que somos presos.Somos humanos con alma de animales.

Nos llaman animales, por ser bestias incontrolables y nosotros rugimos internamente porque es el momento, el momento de vivir nuestra aventura, de vivir nuestra historia porque la vida es un sin fin de ellas. De correr y aprovechar la oportunidad de alcanzar el objetivo. Animales, indomesticables y con la libertad de elegir.

 Pero sabemos que en lo más profundo de nosotros alberga nuestra alma mitad humana mitad bestia, de la que no nos separamos en nuestro camino, aquella que aparece cuando algo nos hace rabiar, cuando vemos algo injusto,o cuando sentimos que nuestra sangre se calienta,y hierbe dentro de nosotros.Cuando sentimos la necesidad de más adrenalina en nuestro interior, de que nuestro corazón se acelere. Ahí mostramos ser unos verdaderos animales y rugimos tan alto, que demostramos que dentro de nosotros se encuentra ese animal rabioso, que quiere salir, quiere liberarse durante unos instantes de lo más profundo de nuestro interior. Y es por eso que sentimos la necesidad de gritar, tan alto y tan fuerte, para que nuestro alma animal salga, libere esa presión de la que nos sentíamos agobiados y presos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...