Trocitos de cielo

20 de junio de 2014

Pensamientos de Primavera


Labios cortados, susurros al oído, mordisquitos en el cuello,  y piel de pollo se me estremecía todo el cuerpo, en aquel frío y primaveral mes de Abril. El viento en mi cara, mis manos congeladas , mis pies buscaban un destino al que llegar, andaba sin rumbo perdida en la ciudad.

Está claro que por buenos y malos momentos solo podemos agradecer, así que brindemos por todas aquellas personas que estuvieron en las malas, porque está visto que en las buenas todas lo estarán. Alcemos la copa, que quiero pedir por la lucha continua por conseguir lo que queremos, por lo que tanto peleamos y en tantas ocasiones nos hemos dejado los puños.

Porque "el que la sigue la consigue" pero no todo es tan fácil. Porque la vida no nos premia tan a la ligera y que todo ocurre por alguna misteriosa razón. Siempre solemos decir que aquellos que se van no vuelven, pero no es cierto, porque en cada recuerdo lo hacen, vuelven y siguen aquí. Porque los recuerdos son las imágenes que más duelen, donde las heridas abiertas no cicatrizan, donde sonrisas se crean y al de unos instantes se hacen pedazos.

No hay nada como el olor a nuevo al abrir un libro, la tinta en tus manos de tanto escribir, la lluvia de ideas geniales de las cuales luego cumplimos la mitad, que se nos quede la espuma del café formando un pequeño bigote justo encima de la comisura de los labios, las noches insomnio  cubiertas por la música, llorar de alegría o de emoción, las cosquillas de las que no podemos parar de reír a carcajadas, esas veces donde nos raptan entre unos cuantos para tirarnos al agua fría, esas miradas cómplices o esos abrazos inesperados cuando más los necesitas.


Y es que todas estas ideas, que surgieron en aquella tarde de Abril, que sacan sonrisas y hacen reflexionar, son las que nacen en mi cabeza, mueren en mis labios.


15 de junio de 2014

Creo en mi.



Siento que se me agotan las ganas ser todo lo que quiero ser. De volver a ser una pieza, en vez de un montón de partes pegadas a la fuerza. Quiero cerrar los ojos y sentirme invisible, saber que todas las heridas se han curado, que las cosas han cambiado. No quiero sentir, ni padecer sufrimiento porque acabo ahogándome en mi propio llanto. Alguien alguna vez me dijo que no me rindiese, porque tenia la suficiente fuerza de voluntad como para ser visible, como para sanar mis propias heridas y crear mis propias alegrías. Y nunca se me olvida, que puedo ser lo que me proponga ser y que me daré de bruces con el suelo tantas veces, que sentiré el sabor del pavimento en mi boca. Pero también sé que me levantaré para seguir,que no pienso mirar hacia atrás, y que me batiré en duelo con el sentimiento de decepción innumerables veces. Tengo miedo, es compresible y lógico, pero se que ese miedo acabará disminuyendo, creo en mi, creo en lo que hago, quiero crecer y no dejar ir a mis ganas de seguir.


9 de junio de 2014

Audio: Y solo así, tan solo escribo.

¡HOLA NUBECITAS!

Bueno os traigo un audio de una entrada que hice hace tiempo que significa mucho para mi. Así que os dejo por aquí el enlace. Un saludo :)






3 de junio de 2014

Pequeños actos.




Es cierto que con pequeñas acciones, podemos endulzar el  mundo. Es increíble lo que nos cuesta a veces dar una pequeña muestra de nuestro cariño. Ese abrazo, que en los días grises nos puede cambiar la manera de ver las cosas, y ese el  que muchas personas desean recibir. Así  que corre y ve a abrazar aquel que tanto lo necesite.

Esa sonrisa que es capaz de crear un millón más, y todas ellas consiguen iluminar el mundo. Y qué decir de esos ojos que se iluminan cada día con la meta y las ganas de llevarse todo por delante, con ese entusiasmo de contagiar felicidad.

¿Y el beso? El pequeño beso en la mejilla que despierta un sentimiento cálido, de cariño y de ternura.
 Las caricias que te deja sin palabras, que te mantiene en calma durante unos pequeños instantes, en los que nuestra mente se evade de todo.

Y yo solo sé que creer en los actos cotidianos de ayuda, es creer en los abrazos sin coste y en las sonrisas regaladas y el sentimiento de alegría.

Dar cariño es esa acción gratuita y puede que más de una persona lo necesite. Así, con esos pequeños regalos, cambiamos la vida  y la hacemos mucho mejor. Porque el que da recibe, y ahora nos toca dar, para poder recibir en igualdad de condiciones.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...