Trocitos de cielo

11 de febrero de 2017

LIVE

Hay momentos en la vida que marcan.

Creo que hasta que no te sucede algo que te marca para siempre no te das cuenta de que aún no has vivido lo suficiente. Sinceramente, no lo apreciamos, no apreciamos nada de lo que tenemos, desechamos las cosas, los momentos y las oportunidades como si fueran algo que volviesen a suceder. No, no vuelven. Es la triste realidad, cuantas veces nos hemos arrepentido de aquella decisión que no tomamos por miedo a las represalias. Hay que empezar a soñar más y pensar menos, porque pase lo que pase, elijamos lo que elijamos, las consecuencias siempre llegarán a nosotros.

Deberíamos disfrutar los momentos con las personas que realmente valoramos, porque habrá un día que solo recordemos su sonrisa, su mirada, su manera de hablar, su olor…  Dejemos de perder el tiempo en gente que no nos dedica el suyo. Escalemos montañas, ayudemos a que otros las escalen porque de verdad… Lo bonito que puede llegar a ser todo desde arriba a veces hasta acojona.

Ser eternos, es lo que necesitamos, aventurarnos a vivir y descubrir más haya de nosotros mismos, dejar de juzgar a la gente por lo que son, y empezar a aprender de todos. “Vive y deja vivir” pero sobre todo aprende, aprende a amar, porque el amor mueve montañas. Suena cínico, no quiero vender un mundo en el que todo es perfecto, porque no lo es, pero dentro de la amargura y la tristeza siempre podemos ver la luz que brilla dentro de toda esa oscuridad.


Que cuando llegue el final, pueda ser el final más dulce. Y podamos afirmar, que merece la pena vivir sonriendo y disfrutando, porque estamos aquí para ello, para vivir.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...